¿Cómo es una Persona Altamente Sensible en las relaciones de amistad?

¡Amada y Sensible PASita! hoy te platicare sobre:

¿Cómo es una Persona Altamente Sensible en las relaciones de amistad?

Estos últimos días tuve sueños con personas que antes habían sido mis amistades y ahora ya no lo son, ni tan siquiera porque haya problemas es simplemente que a veces cada uno debe seguir su propio camino. Sin duda la vida nos cambia, pero aprender apreciar esos momentos vividos es lo que deja la magia en nuestro corazón.

A veces recuerdo lo que sueño, hay épocas en donde mis sueños son muy claros y bonitos, otras en donde son un poco tormentosos, es ahí cuando se que mi ser no está satisfecho con mi situación actual y me enfoco para mejorar lo que a mi alma le aturde.

Aunque parezca que soy una persona muy sociable, realmente acostumbro a resguardarme, no hablo con cualquier persona de mis cosas,  al decir “con cualquier persona” me refiero a quienes no me dan confianza.

Mis primeras figuras similares a amigas fueron mis primas y una vecinita. Actualmente ya no soy amiga de mis primas, solo una familiar. Mi vecinita fue una de mis mejores amigas en varias épocas de mi vida, actualmente  ella está casada y tiene una hijita de 4 años, cuando llegamos a reencontrarnos platicamos casi siempre del pasado y es que en el pasado había más confianza que en el presente, el presente lo usamos para recordar.  Tal vez ella piensa que su etapa actual de madre yo  no tendría mucho que aportar porque no tengo hijos y yo tampoco acostumbro hablar de mis relaciones fallidas y mis largas épocas de mujer soltera. Pero siempre le agradeceré que me dio la mano en épocas de mi adolescencia que fueron tan difíciles y solo ella me comprendía, pasamos risas y momentos tristes, ella hizo lo que pudo por mí y yo hice lo que pude por ella, no hay que escarbar tanto para sentir que fue especial.

Por  la época de la secundaria en segundo grado, mi grupo de amigas me dejo de hablar, una chica del grupo con la cual tuve indiferencias les había pedido que no me hablaran, porque yo no era de su agradado, ellas aceptaron y así sin más de un dia para otro ninguna me hablaba. Recuerdo que yo ensayaba antes del receso porque había sido seleccionada para participar en la escolta, eso me distraía pero era triste no tener con quien hablar en los 30 minutos libres de break.

Gracias a este momento conocí a  mis verdaderas amigas Dulce, Mary y Eli, a todas nos habían dejado de hablar nuestros grupos de amistades y decidimos juntarnos las 4, ahora llevamos más de 12 años de amistad y creo que ese momento era necesario para conocerlas. Agradezco tanto a Dios por permitirme conocer una amistad real, con ellas hablo del pasado, presente y futuro, todas estamos pasando por etapas similares en nuestras vidas y bueno jamás hemos dejado que la distancia nos consuma.

Esa situación del pasado me hizo hacer uso de mis características PAS: intuición, ser más observadora con las personas que me rodeaban.

En la universidad me volví súper intuitiva, gracias a ese aspecto conocí a mi mejor amiga: Xioo el primer dia del curso, a partir de ahí nos hicimos cómplices de nuestras vidas, no hemos tenido problemas que pongan  en peligro nuestra amistad porque al pasar de los años nos hemos conocido, con ella es con la que más he convivido  a diario por cuatro años y medio, eso la volvió especial. Digamos que conoce muchas reacciones de mi persona, a veces nos pedimos consejos, otras veces estamos en modo pausado, pero sobemos que una llamada o un mensaje y tendremos respuesta de inmediato.

Hay amistades que solo nos dan momentos, esos momentos son lo que nos dejan experiencias que después podemos escribir o compartir con los demás, entender que esas personas ya están en otras etapas de sus vidas es difícil pues no es lo mismo platicar con una amigas que ya es madre a una amiga que no lo es, platicar con una amiga sobre nuestras  experiencias de trabajo a otra que cuida de un bebe, no por eso digo que debamos alejarnos pero es importante comprender las etapas de la vida de cada ser humano.

A veces no es que la puerta está cerrada para siempre, es que simplemente debemos tocarla de una forma diferente para poder pasar, aunque antes entráramos y saliéramos las veces que quisiéramos, por la confianza creada.

Hubo amistades que me dejaron viajes inolvidables, conciertos donde bailamos, catamos y  gritamos, cafés  de risas y llantos, sentarnos en  un parque a platicar de cualquier experiencia, caminatas para recordar, y bueno, ahora ni un mensaje nos enviamos porque sé que están en otros procesos de su vida, que debo respetar, para mi tal vez fueron momentos inolvidables pero no sabemos si para ellos también, a veces ellas o ellos le dan más rápido la vuelta a la hoja y nosotros hasta le ponemos separador o la subrayamos para regresar y volver a leerla cuando queramos, así somos los PAS.

Lo único que sé es que sin la presencia de esas personas en esos momentos de mi vida, mi actual yo no sería quienes, todos ellos y ellas me brindaron su cariño, amor y comprensión en ese presente que ahora es pasado, cuidaron de mí, me dieron una abrazo cuando lo necesite, me cobijaron cuando sentí frio, me ofertaron comida cuando malas rachas pase, todo fue mutuo y fue una entrega hermosa, me regalaron instantes que cada que reproduzco en Cd lo vuelvo a repetir y también se ganaron hojas con sus nombres grabados en mi diario de vida, confiaron en mí cuando no sabían en quien confiar, me abrieron las puertas de sus casa y de sus corazón, tal vez en un futuro volvamos a cruzarnos aunque sea para saber que estamos vivos y seguimos adelante, tal vez nunca vuelva a pasar, pero claro está que odio no hay, cada quien debe seguir con su propia vida y eso está bien, no podemos forzar a los demás, cada uno vive su propia metamorfosis y respetar el tiempo y espacio es vital. Conforme crecemos nuestros intereses cambian.

Mira este post: ¿A quién y cómo platicarle que somos PAS (Personas Altamente Sensibles?

Amo ser PAS, amo recordar esos momentos con tanta emoción, con mucho cariño y amor. Pero también todos los días voy conociéndome un poco más, voy dejando de frecuentar a quien personalmente su aura ahora no coincide con la mía, no quiere decir que yo sea celestial o suprema, simplemente estamos en diferentes sintonías, busco paz y amor en mi vida, quiero ese tipo de personas y amistades a mi lado, busco gente con valores similares a los míos y que hagan uso de ellos cada día, alguien que cuidé de sí mismo, no quiero a personas con intereses particulares y muy personales a mi lado. Yo también tengo muchos errores pero dia a dia trabajo en ellos para no volver a ver la misma película en mi vida. Uno misma aprende a dejar ir a los demás, así como alguna vez les abrí mis brazos para recibir y abrazarlos, los abro para que puedan soltarse e irse.

Una verdadero amigo sabe y entiende, que debes ir por lo tuyo, que no hay envidias porque el presente que tu quieres para ti, no es el que alguien más tiene, porque sabemos que cada uno tiene su propia historia que vivir y contar, nunca habrá historias repetidas, cada uno somos protagonista de nuestra propia novela.

Deseo que la vida nos brinde la oportunidad de seguir conociendo a más personas, crear amistades sin importar donde vivan, que nos permita sentir nuevos instantes y crear nuevos colores a su lado.

Los PAS disfrutamos las amistades verdaderas, sin envidias, sin falsedades, las amistades que realmente saben dar y recibir, las amistades que se valoran y se sienten valoradas, las que conocen cuáles son tus sueños, te impulsan a lograrlos, las que confían en ti, las que  no se burlan de lo que piensas o sientes, las que brindan una mano o un oído cuando recurres a ellas, las que no les importa si tienes o no para pagar el café porque el solo hecho de que tu presencia este ahí les alegra saben que en cualquier momento serás tu quien le brinde dos tazas de café, las que no te recorren de pies a cabeza para percibir si tu ropa es nueva y de temporada o si has subido o bajado de peso.

Todo aquel que haya sido amigo de un PAS sabe que  también sabemos cerrar el libro para siempre, que una vez que decimos hasta pronto, será un hasta pronto, que si pensamos que debamos alejarnos realmente lo hacemos, nos cuesta tomar la decisión, pero ya dada es  con una firmeza total, sin regresar. En un mundo actual es difícil encontrar personas auténticas con las cueles establecer amistades sinceras, es cierto que todo comienza con un: ¡Hola!, pero de acuerdo a mis mejores experiencias personales  han comenzado con un: ¿Estás  bien?, ¡Si quieres, te puedo ayudar!

Platícame PASita:

 ¿Cómo eres en tus relaciones de amistad?


Nos vemos el próximo domingo, aquí en mi blog.

Con muchísima sensibilidad y amor Chica PAS by Erika.

Todo lo escrito en este blog es visto desde mi punto de vista personal, sin la intención de ofender ni agredir a nadie, puede ser que te guste o no lo descrito y si no te gusto te pido una disculpa y respeto tu libre albedrío.


Sobre Mí

Soy creadora de chicapas.com un personaje basado en mis experiencias como una Chica PAS. Fundadora PAS México – Personas Altamente Sensibles, a partir del año 2016 comencé a difundir el rasgo PAS en México, Latinoamérica y España.

¿Dónde me encuentro?

Soy Mexicana, ayudando a niños, adolescentes y mujeres PAS de cualquier parte del Mundo.

REDES SOCIALES

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo

2 comentarios en «¿Cómo es una Persona Altamente Sensible en las relaciones de amistad?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *